domingo, 21 de octubre de 2012

UN PREMIO


Nunca pensé que recibiría un premio con mi blog, y he de decir que es algo muy gratificante. Solo con saber que lo que escribo y comparto aquí, le ha llegado tanto a una persona que ha decidido concederme un premio, hace que merezca la pena seguir dedicándole el tiempo y esfuerzo que conlleva realizarlo.

En este caso, son dos blogs estupendos, de dos amigas maravillosas, las que me han incluido en su lista de premiados, lo cual me hace muy feliz.

Vuestros blogs (http://pequekangura.blogspot.com.es/, http://cuandollegolucas.blogspot.com.es/) son toda una inspiración para mí, así que os doy las gracias de todo corazón por vuestro premio, y por vuestro apoyo.

Me imagino que no debería volver a premiar los blogs de los que he recibido el premio, pero me parecería tremendamente injusto no hacerlo, cuando  vuestros blogs son dos de los lugares que me acompañan en este camino de la maternidad virtual. Así que  aquí va la lista de los diez blogs que por una u otra razón, me han dejado huella.


sábado, 6 de octubre de 2012

La Linterna. Creando misterio.

Cuantas vueltas le damos cada vez que compramos un juguete, y el dineral que nos gastamos en ello. Y sin embargo, cuando son pequeños, hasta le hacen más caso a la caja de cartón o al papel de regalo.
Con esto no quiero decir que no haya que escoger los juguetes que compramos, yo les doy un gran valor, así que no compro cualquier cosa, suelo pensarlo mucho, y procuro que ellos sepan que han recibido algo especial.
Pero, hoy mis hijos me han dado otra gran lección, la de como cualquier objeto de casa se puede convertir en el mejor juguete, en este caso, una linterna.
Se la había comprado a mi hijo mayor, y se la había puesto al lado de la cama, en un cuelgafácil, por si se quería levantar por las noches solo al baño.
Hoy por la mañana, sobre las siete, que es la hora a la que suelen levantarse (aunque sea fin de semana y una pueda descansar un poquito más), se han venido los dos a mi cama, y se han montado una película debajo de la colcha sobre cuevas, y monstruos, y tesoros, que no recuerdo que hayan pasado tanto rato juntos, sin pelearse y con esa complicidad que da estar los dos, entre susurros, escondidos.
Por supuesto, al final, mamá se ha convertido en el gran monstruo del que hablaban, para hacerles muchas cosquillas, pero después de un buen ratito que he saboreado la cama, en lugar de levantarme tan temprano.

La verdad, es que una linterna es el complemento ideal para muchos juegos porque le da MISTERIO, crea AMBIENTE, y de repente, jugar al escondite, hacer de fantasmas con una sábana, meterse debajo de la mesa como si fuera una casita, o disfrazarse de pirata que realiza su ronda por el barco pirata, son juegos mucho más interesantes.